QUÉ HACER DESPUÉS DEL TRASPLANTE CAPILAR

El injerto capilar es una aplicación que necesita atención antes y después de la operación. Es necesario prestar atención tanto a la zona donante donde se toman los folículos capilares como a la zona de la cabeza donde se realiza el injerto de pelo. Al comienzo de este cuidado se debe evitar cualquier tipo de golpe en la zona injertada. Especialmente mientras duerme ya es un momento en el que no tenemos conciencia de nuestros movimientos y el área de plantación no debe ser tocada ni dañada de ninguna manera. Para ello, primero debes elegir una almohada que no toque el cuero cabelludo.

Es importante acostarse boca arriba en lugar de boca abajo por la noche para proteger el área del injerto capilar. Después del procedimiento de injerto capilar, será útil usar ropa de botones o con cremallera para evitar el contacto con la cabeza. Para proteger los folículos pilosos injertados es importante que no uses ropa ceñida como camisetas y suéteres que puedan tocar la zona operada al menos durante algunas semanas. Recuerde, cada contacto aplicado al área de injerto capilar causa daño a los folículos pilosos e influye de manera negativa en el resultado del tratamiento.

Después del procedimiento de injerto capilar; Debe mantenerse alejado de las actividades deportivas físicas intensas, las relaciones sexuales, las actividades en entornos calientes y húmedos como los baños turcos, la natación, el solárium, la sauna y toda las peluquerías. Especialmente las actividades que causan sudoración y aumentan la presión arterial pueden causar una infección en el cuero cabelludo o en el área donante durante este período. Es muy importante mantenerse alejado de estas actividades durante al menos una semana.

Después del injerto capilar, es vital que los folículos pilosos se mantengan alejados de la depilación, la coloración y el afeitado. Unas semanas después del injerto capilar, se puede cortar el pelo con tijeras sin dañar la raíz del pelo y, siempre teniendo en mente que no se puede raspar el pelo.

Después del procedimiento de injerto capilar, es necesario mantener el área donde se realiza el procedimiento lejos del agua durante los dos primeros días. Al menos cuarenta y ocho horas después del procedimiento su médico lavará el pelo. El propósito de esto es no dañar los folículos pilosos mientras los lava. Después de lavar el área, no se deben utilizar artículos como toallas y/o peines.

Pausar las actividades deportivas durante algunas semanas será favorable para el injerto capilar. Sin embargo, si se trata de ramas deportivas que pueden golpear su cabeza, debe tomar un descanso más largo.

Puede utilizar almohadas inflables en los casos en que necesite realizar un viaje después del injerto capilar. Lo importante es que ningún material toque la zona del injerto. También es muy importante que no apoye la cabeza en el vidrio o el asiento. Por esta razón, las almohadas que ayudan a mantener el cuello y la cabeza estables funcionarán para evitar daños en los folículos pilosos. Si puede posponer su viaje en lugar de correr este riesgo, puede tener un período de recuperación aún más cómodo.

No debe usar aspirina durante la primera semana después del injerto capilar. Los productos y medicamentos que contienen anticoagulantes prolongan el proceso de curación. La nutrición regular y la precaución son fundamentales en este proceso. Se necesitan de dos a cuatro meses para finalizar el injerto capilar.

Después del procedimiento de injerto capilar, los analgésicos y antibióticos administrados por su médico deben usarse de acuerdo con las sugerencias y la conveniencia del médico. Es importante que no utilice productos alternos a los que su médico recomiende.

Recuerde, el injerto capilar no es un proceso que finalice después de la operación. Hay muchas cosas por hacer y muchas precauciones que deben tomarse para extraer los folículos pilosos, asentar los folículos pilosos después del injerto, prever el crecimiento del pelo y todos los riesgos que se pueden desarrollar en este proceso y acelerar el proceso de curación. En este periodo, debe seguir las recomendaciones y advertencias de su médico y prestar atención a los cambios que presente su cuero cabelludo, para pasar por este proceso de la manera más rápida y mejor asegurará que obtenga el resultado más efectivo del tratamiento.

¿Que no se debe hacer después de un trasplante capilar?

Se les recuerda a todos nuestros pacientes que es de vital importancia que sigan todas y cada una de las recomendaciones que el equipo de profesionales a su cargo le ha recomendado para asegurar el éxito del procedimiento para que usted pueda volver a disfrutar de una cabellera abundante o de una barba frondosa. 

Ahora en cuanto a recomendaciones particulares, recomendamos que los pacientes eviten el consumo de medicamentos que pueden diluirse en la sangre, la ingesta de alcohol, el fumar en exceso, o raparse el cabello antes de la intervención. Todas las anteriores prohibiciones deben tener una especial observancia antes del procedimiento, pero claro también existen otras que deben observarse durante el período postoperatorio, como lo son: no tocarse la cabeza el mismo día de la intervención, respetar el protocolo de lavado del cabello explicado por los expertos, evitar exposición solar directa, no realizar ejercicio por 15 días (cuando menos) y no utilizar cascos hasta después de que haya pasado un mes.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *